Blog

Hogar Seguro

La ley Núm. 195 del 2011, ley sobre Protección del Hogar, fue creada con el propósito de asegurar que todo individuo o jefe de familia domiciliado en Puerto Rico, goce de protección para su residencia principal, contra el riesgo de ejecución de esa propiedad.

Este derecho es irrenunciable y cualquier pacto contrario se declarará nulo. Protege tu residencia principal contra un embargo, sentencia o ejecución ejercida con el propósito de pagar todas las deudas.

Al igual que debe conocer los derechos que le cobijan, es importante saber que este beneficio tiene las siguientes excepciones:

a) hipoteca que grave la propiedad protegida
b) en casos de cobro de contribuciones estatales y federales
c) en casos donde se le deban pagos a contratistas para reparaciones de la propiedad protegida
d) en casos donde aplique el Código de Quiebras Federal, en cuyo caso aplicarán las disposiciones de dicho Código y otras.

Para proteger su hogar de ejecuciones causadas por demandas, es importante consultar un abogado notario. El notario redactará un acta, en la cual se designa su residencia como hogar seguro. Si compró su hogar luego del 2011, posiblemente el notario que autorizó la compraventa ya incluyó esta acta. Para saberlo, hay que examinar la escritura de su propiedad. Para poder añadir la protección del hogar seguro a propiedades adquiridas previo al año 2011, tiene que realizar un acta de hogar seguro ante un notario público.

Para realizarla, se necesita copia de su escritura de compraventa y un recibo del Centro de Recaudación de Ingresos Municipales (CRIM).

Proteja su hogar, aunque haya sido demandado.